Depilación Médica Láser

Tecnología TRIO, lo último en depilación.

En nuestras clínicas utilizamos lo más ultimo y novedoso en el mundo de fotodepilación: La tecnología Láser tecnología trio: Alejandrita (755 nm)+ Diodo (810 nm)+ ND-Yag(1064 nm). Y todos en un mismo aplicador.

La tecnología TRIO combina 3 longitudes de onda altamente eficaces en depilación láser para alcanzar de forma simultánea diferentes profundidades y estructuras del folículo piloso. La tecnología TRIO ofrece una gran eficacia en un perfil muy variado de pacientes y casos.

  • Láser Alejandrita, emite la luz a una longitud de onda de 755nm, es un láser que se puede utilizar en casi todos los tipos de pieles y de vellos, siendo especialmente efectivo en pieles blancas o de tono medio.
  • Láser Diodo, trabaja a una longitud de onda de 810 nm, es también un láser versátil  que se suele emplear para pieles más oscuras, con fototipo superior a III. El láser soprano es un tipo de láser diodo con un sistema de funcionamiento a ráfagas transmitiendo menores energías durante varios pulsos en la misma zona.
  • Láser Neodimio-Yag, con una longitud de onda de 1064 nm, se usa para pieles bronceadas o muy oscuras o Fototipo V.

La tecnología TRÍO ofrece:

  • Eficacia probada
  • Espectro óptimo de emisión para depilación láser
  • Tratamientos virtualmente indoloros
  • Para todo tipo de pieles, incluso bronceadas

PROMOCIONES DEPILACIÓN

Piernas completas (chicas): 40€*

Piernas completas (chicos): 50€*

Espalda o pecho (chicos): 30€*

Axilas: 10€*

Brasileñas: 20€*

*(Comprando bono de 5 sesiones)
Más zonas, consultar el precio en la clínica.

Con nuestro láser TRÍO puedes depilarte todos los días del año incluso en verano y con la piel bronceada. Se consigue eliminar cualquier tipo de vello, incluso en pieles oscuras, evitando cualquier riesgo de producir quemaduras y manchas en la piel.
Financiación clínica estética Alicante
Solicitar cita Clínica Estética Alicante

Ver política de privacidad

LEER MÁS

¿Qué es la Depilación Láser?


En 1958 se descubrió el láser, y poco después, en 1994, se desarrolló el Láser Rubí de alta potencia con aplicación para la depilación. Desde su implantación en 1994, la depilación láser ha revolucionado el mundo de la medicina estética y su permanente evolución ha originado tratamientos cada vez más rápidos, precisos e indoloros.

Ahora, el cliente y el profesional pueden elegir entre el láser Alejandrita, el láser Diodo y el láser Soprano, entre otros, dependiendo del fenotipo de piel y el color del cabello.

La depilación láser es un método de depilación que existe desde 1994, basado en la eliminación del vello no deseado de forma permanente mediante la emisión lumínica del láser, por lo cual, es un tipo de Fotodepilación.

El Láser Rubí, sólo podía ser utilizado en pieles muy claras por su baja longitud de onda (695 nm) y existía el peligro de producir alguna quemadura en la piel, por lo que actualmente es un sistema en desuso.

Con el paso del tiempo y gracias a los avances tecnológicos, se han desarrollado otros sistemas como Láser Alejandrita, Láser Diodo y Láser Neodimio-Yag, eficientes en la eliminación del vello y más seguros. Luego se ha creado un nuevo láser llamado Láser Elight que viene de la pre conversión del láser Yag y que utiliza diferentes filtros medidos desde los 400nm hasta los 950nm con lo que se utiliza para todos los tipos de piel de la forma más segura y confiable.

La depilación láser se basa en la eliminación del vello de forma permanente. El vello contiene melanina, que es lo que le da color. Cuando el haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, interacciona con el vello, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina transformándose en calor.

Esto es lo que se conoce como foto termólisis selectiva, produciendo la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes. Como el láser sólo actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficaz para el vello blanco, rojo o muy claro, sin embargo existen modelos de Diodo, Yag y Elight que con las nuevas tecnologías añadidas de frecuencias incorporadas al disparo pueden crear excelentes resultados.

El vello tiene un ciclo del crecimiento compuesto por 3 fases: Anágena, donde el vello empieza a crecer, Catágena y finalmente Telógena donde el vello se cae. De es modo la depilación láser solo es susceptible de eliminar los vellos en fase Anágena, donde el bulbo está engrosado y la absorción de luz es alta y se puede destruir el folículo piloso.

La depilación láser es una forma de eliminar el vello corporal que aprovecha los avances realizados en la manipulación de ondas electromagnéticas para generar una fuente de luz coherente, monocromática y continua que destruye el pelo desde su raíz.

Puede sonar complejo, pero se vuelve más sencillo al comprender que todas las sustancias existentes absorben determinadas longitudes de onda de las radiaciones electromagnéticas. Aquellas que no son absorbidas se reflejan hacia el exterior, otorgando a los materiales una característica conocida por cualquier persona: el color.

Este fenómeno sucede de manera ordinaria en la naturaleza cuando una fuente de luz blanca (aquella compuesta por todas las longitudes de onda del espectro visible), impacta contra la superficie de un objeto. Precisamente, cuando decimos que el color negro es el color que más calor produce, se debe a que absorbe todas las longitudes de onda del espectro visible acumulando también su energía.

Pues bien, un láser es una fuente de luz coherente, que solo posee un rango muy determinado de longitudes de onda, es decir, un solo color, y se concentra en una superficie muy pequeña. Concretamente la longitud de onda que emite un láser diseñado para la depilación es la que absorbe el principal componente del cabello, la melanina.

Al incidir la energía sobre esta sustancia, el vello se calienta y conduce este calor hasta la raíz, donde se encuentra el folículo piloso, que queda destruido por la alta temperatura. A este proceso se le conoce como fototermólisis selectiva, que viene siendo igual a decir “eliminación de un objetivo específico por un incremento de temperatura originado mediante una fuente lumínica”.

Para que el transporte de calor sea efectivo hacia la raíz es imprescindible que el pelo sea visible desde el exterior teniendo la mínima longitud posible. Es el motivo por el que siempre es recomendable rasurar la zona de depilación dos o tres días antes de iniciar una sesión con láser. También es la causa de que la duración del pulso, es decir el impacto, sea tan importante en estos procedimientos: la energía ha de impactar el tiempo necesario para alcanzar el folículo piloso, ya sea mediante un solo pulso o una sucesión.

Tratamientos

  • Depilación Médica Láser
  • Tecnología TRIO

Comparte en redes!